LO ÚLTIMO

19/2/12

RUTA EN EL PARQUE NATURAL SIERRA DE LAS NIEVES (MIRADOR PUERTO DEL SAUCILLO-PUERTO BELLINA-PEÑÓN DE LOS ENAMORADOS (SENDERO CAUCÓN-PEÑÓN DE LOS ENAMORADOS)-MIRADOR PUERTO DEL SAUCILLO (SENDERO SAUCILLO-TORRECILLA) (11-02-2012)

                                                      Peñón de los Enamorados (1.780 m)
Hola amigos Locandares.

Aquí os contamos otra de nuestras aventuras. Según el comentario de los locandares que llevamos a cabo la ruta, ha sido la mejor que hemos realizado en todo lo que llevamos en el mundillo del senderismo.

Ya nos dijo nuestro amigo Roque que la ruta era la más bella del Parque Natural Sierra de las Nieves.

Hacemos mención especial en esta ruta a nuestro amigo Manuel Marcelo, que a pesar de estar poco rodado y siendo una ruta muy dificultosa, la terminó como un verdadero campeón.

La ruta es  circular dentro del corazón del Parque Natural de Sierra de las Nieves. La distancia es de 16 Km., con una duración aproximada de 7 horas y un nivel de dificultad ALTO.


A las 5:00 de la mañana el grupo salió de Aznalcázar hacia el Parque Natural Sierra de las Nieves. La ruta la realizaron nueve miembros de los locandares, Manuel Almagro, Felipe, Pelayo, Diego Fuentes, Manuel Marcelo, Gallego, Peña, Aranda, Juan Antonio Montero.

A las 7:00 de la mañana el grupo paró en el pueblo de “El Burgos” para descansar un poco las piernas y desayunar esas famosas tostadas con mucha pringue.

Sobre las 9:00 de la mañana y  tras una fuerte subida en coche desde el pueblo de la Yunquera, llegamos al Mirador Puerto del Saucillo (1.247 m).



Después de colocarnos las mochilas y hacernos la foto de grupo nos dirigimos por el sendero Puerto Saucillo- Puerto Bellina hacia la intersección con el sendero Puerto Saucillo- Torrecilla.


                                   arriba de izquierda a derecha ( Peña, Aranda, Felipe, Diego, Manolo)
                                               abajo de izquierda a derecha (Pelayo, Montero, Almagro, Gallego)
El sendero Puerto Saucillo- Puerto Bellina es un sendero circular de 5 kms, con un nivel de dificultad MEDIO y una duración aprox. de 2 horas. Nosotros hicimos la mitad del recorrido (2.5 km) de este Sendero hasta coincidir con el sendero del Saucillo- Torrecilla.


En su inicio el camino discurre por un valle abierto de pinos resineros mezclados con pinsapos.




El pinsapo es un árbol de hasta 30 m, de porte elegante, que en algunos ejemplares viejos se torna retorcido o dividido en varios brazos. Corteza fina, gris claro, con grietas oscura de poca profundidad.


Hojas gruesas de sección subcuadrangular, de color verde oscuro y con bandas estomáticas blancas apreciables en ambas caras.


La mañana era bastante fría, según nuestro experto en climatología, Manuel Almagro, nos apuntó que  hacía 0º de temperatura pero con una sensación térmica de -3º.

Discurrimos por un paraje frondoso, donde los caminos se mezclaban con el paisaje haciendo de nuestra travesía algo muy bello.




El sendero hacia el puerto Bellina estaba bien señalizado, con postes indicativos e hitos de madera por todo el sendero.


Seguimos subiendo hacia el puerto Bellina, deleitándonos con el paisaje que nos ofrecía el sendero. Alguien del grupo nos comentó que cualquiera que viera las fotos podía imaginar que íbamos por un sendero de los montes Suizos.




Por el sendero vimos unos palos amontonados,  y nuestro amigo Diego nos comentó que era una forma natural de combatir las plagas. Cuando secaban los palos, la polilla y todos los bichos iban a los palos para reproducirse y se prendía un fuego controlado para acabar con ellos.

Esto fue motivo de risas cuando Manuel Marcelo sacó su propia versión de porque los palos estaban amontonados allí. 




Seguimos subiendo hacia el Puerto Bellina contemplando el bosque de pinsapos que lindaba el Sendero. Después de 1 Km. aprox. nos vino un claro de bosque que nos permitió ver unas impresionantes vistas de la Sierra de las Nieves.




Continuamos por el sendero hasta desembocar con el sendero del Saucillo al Torrecilla. Nuestro amigo Diego comentó que a 200 metros aprox. nos encontraríamos un sendero que salía hacia la izquierda en dirección del sendero del Caucón- Torrecilla.




Después de unos metros encontramos la unión del sendero Saucillo-Torrecilla (PRA-351).


Continuamos por ese mismo sendero, encontrándonos las estampas más pintorescas que nos ofrecía la naturaleza, como pinsapos abatidos por las duras inclemencias del tiempo que ocupaban completamente el sendero y que el grupo tenía que saltar.


Llegamos a una explanada, donde el bosque se abría y nos dejaba unas impresionantes vistas de la Sierra. 




Diego exploró un poco el terreno ya que pensaba que el sendero que iba hacia El Caucón-Peñón de los enamorados estaba cerca. Después de bichear un poco, encontró un sendero que bajaba colina hacia abajo, posiblemente en dirección al Sendero que estábamos buscando.




El sendero era bastante inclinado formando una bajada espectacular, el grupo tuvo que extremar la precaución al colocar los palos de senderismo para no rodar cuesta abajo bastantes metros.




En la bajada encontramos una fuente donde pudimos apreciar crías de tritones en su interior. En otras rutas que los locandares hemos realizado ya nos habían comentado que si en una charca se encontraba este tipo de anfibios, era señal de que el agua no estaba contaminada.


Hicimos un pequeño descanso para reponer fuerzas, y nuestro amigo Diego sacó el plano para mostrarnos que el sendero que llevábamos era el adecuado para enlazar con el sendero del Caucón-Peñón de los Enamorados.


Después de unos metros más de bajada encontramos el sendero que nos llevaría hasta el Peñón de los Enamorado y punto medio de nuestra ruta.




 Manuel Marcelo hizo una pregunta, “¿Todo lo que hemos bajado, lo tendremos que subir?”, y no se equivocaba ya que en breves metros comenzamos la subida más dura de nuestra ruta pero de una gran belleza.




El sendero de subida es haciendo zig-zag,, ya que si este sendero lo hubieran hecho derecho y con la inclinación que tenía el terreno hubiera sido imposible llevarla a cabo.





Las vistas por el sendero son espectaculares, como dice nuestro amigo Almagro. El grupo hizo algunas paradas de vez en cuando para recuperar fuerzas y reponer un poco de líquido.




En un punto de la subida pudimos apreciar la altura que estábamos cogiendo, tomando el pueblo de la Yunquera como punto de referencia y el mirador Luis Ceballo a la derecha que es donde se inicia el sendero del Caucón-Peñón de los Enamorados.


Nos quedamos perplejos al ver como los pinsapos crecen entre las piedras y en estas laderas tan inclinadas.


El grupo apretó riñones y realizamos la gran subida del día, para que se hagan una idea de cómo era la subida esta nos llevó 2 horas aprox.

Después de una hora aprox. llegamos al Puerto de la Perra, que es como una gran explanada de terreno, donde el viento apretaba y encontramos unas de las mejores vistas del día.




 Con palabras no podemos explicar lo que nuestros ojos vieron en ese mirador. Esperamos que con las fotografías las personas que lean nuestro humilde blog se hagan una idea del lugar en que nos encontrábamos.




Creímos que ya no teníamos que subir más, ya que llevábamos un sendero llano en un pequeño valle arriba en el Puerto de la Perra, pero nos dimos cuenta que era un espejismo y que en poco íbamos a retornar a una fuerte subida en dirección al Puerto de Boas.




Rondamos los 1500 m y encontramos algún indicio de nieve en zonas sombrías de la montaña. El grupo siguió un sendero de piedras bastante brusco en esta zona, pero bien señalizado con hitos de piedras por el sendero.




Por la fuerte subida el grupo paraba a menudo para descansar y repostar algo de líquido para impedir la deshidratación. Decidimos que el bocadillo lo íbamos a tomar cuando termináramos la subida.



La vegetación cambiaba ya en estas alturas, iban desapareciendo los pinsapos y aparecían las plantas retículas típicas de alta montaña junto a nuestros amigos los Quejigos que se retorcían en formas siniestras.



Continuamos subiendo hacia el Puerto de Boas, viendo unas vistas increíbles y con la alegría de que el final de la subida se avistaba cercano.




A nuestro amigo Manuel Marcelo se le hizo interminable la subida, y hasta tuvo que refrescarse con algunos trozos de nieve mientras comentaba a voces  “ESTO NO SE ACABA NUNCA, SIEMPRE HACEIS LAS RUTAS AL REVES, NO ES MEJOR BAJAR QUE SUBIR”, lo que provoco las risas del grupo. La verdad es que fue todo un campeón.



Llegamos al estrecho pasaje que forma el Puerto de Boas, formado de roca caliza, desde el cual se accede a la planicie donde crece el quejigal de Tolox.



La altura donde nos encontramos era de unos 1.600 m aprox. Con una temperatura de -1º y una sensación térmica a causa del viento de – 4º. Las vistas son magnificas.



En el Quejigal de Tolox, las manchas de nieve aparecían con más frecuencia. Desde este lugar se puede apreciar el inmenso Torrecilla, siendo el pico más alto de la provincia de Málaga con sus 1.917 m.



                                                       Al fondo el Torrecilla (1.917 m)
Tomamos dirección hacia el Puerto de la Chaparrera, donde sale una vereda hacia la izquierda que atraviesa la cañada de las Grajas en dirección al Torrecilla y desemboca en el sendero del Saucillo-Torrecilla.



Antes buscamos un lugar donde descansar y comer algo para recuperar fuerzas. Después de una leve subida, encontramos el lugar más apropiado para parar, donde cada miembro del grupo se estableció como pudo, refugiándose de las embestidas del viento, ya que a la altura donde estábamos el viento y el frío arreciaban.

Nuestro amigo Manuel Almagro, nos deleito con una tortilla, huevos duros y una fiambrera de mango para recuperar los azucares perdidos.


No obstante, creo que poca gente ha podido disfrutar de un bocadillo a estas alturas y con la vista de un impresionante Torrecilla casi cubierto de nieve, ya que este año ha sido escasa en esta zona por las pocas precipitaciones que están teniendo lugar.



Después de descansar una media hora continuamos nuestro camino hacia el Puerto de la Chaparrera.


Después de una pronunciada bajada el terreno llanea y caminando entre Quejigos ancestrales y el Torrecilla a nuestra izquierda, el grupo continúo buscando el Sendero Saucillo-Torrecilla.




Íbamos por un sendero señalizado por hitos de piedra y de madera con poca posibilidad de perdida, aunque creemos que en años de nevada sería imposible seguir estos hitos y obligaría a llevar GPS para no perderse.

 En el sendero nos encontramos muros cubiertos de una alambrada. Creemos que la utilidad de esos muros es para cruzar por ellos cuando las nevadas son abundantes, y en época de deshielo el agua corre abundante por esas oquedades.




Continuamos por la cañada de las Grajas en dirección al punto de unión de los dos senderos, el que llevábamos Caucón-Peñón de los Enamorados con el sendero Saucillo-Torrecilla. El paisaje era una maravilla con el terreno cubierto con el matorral tapizante.




Nuestro amigo Almagro cada dos por tres, según el viento o el frío arreciaban más o menos, teníamos que esperarlo para colocarse el pañuelo paquistaní.


Con unos kms ya sobre nuestras espaldas llegamos al final del Sendero del Caucón-Peñón de los Enamorados. Encontramos senderistas que descansaban y que llevaban otro sendero diferente al nuestro, ya que es un lugar donde convergen varios senderos.

Después de un pequeño descanso y con caras gélidas nos dispusimos a seguir por el sendero Saucillo-Torrecilla de vuelta hacia el mirador del Saucillo y fin de la ruta.




 En el camino de vuelta por este sendero nos encontramos con el Peñón de los Enamorados (1.780 m).




Cuando pasábamos por el lado del peñón parte del grupo (Montero, Pelayo, Gallego y Diego) nos dispusimos a hacer cumbre, mientras el resto del grupo seguía camino hacia el Puerto del Cuco donde nos esperarían refugiándose del viento que azotaba por la zona.



La subida al Peñón no fue muy complicada, ya que un montañero que había subido más de una vez a dicho Peñón nos dijo por que lado había que hacerlo. Una vez arriba las vistas a 1.780 m eran increíbles y espectaculares. Los locandares habían coronado su primer pico.




Después de hacernos las correspondientes fotos en el hito de piedra que hay de referencia como máxima altura, nos dispusimos a bajarlo y continuar con nuestra ruta para reunirnos con el resto de compañeros.





Nos pusimos a subir el Puerto del Cuco, y bordeándolo en una pequeña bajada nos encontramos al grupo esperándonos y descansando un poco.




La llegada fue triunfal, ya que todos nos felicitaron por la hazaña e incluso nuestro amigo Almagro se lío a tirar bolas de nieve a todo el grupo. Fue un rato donde las risas y la buena armonía del grupo afloraron por doquier.




Una vez descansado un poco seguimos nuestra ruta a través de una ladera parcheada de nieve, cuyas vistas eran espectaculares. En esta ladera azotaba bastante el viento y la sensación de frío era acusante.




Después de recorrer esta ladera de la montaña comenzamos la bajada hacia el mirador del Saucillo. Esta bajada es bastante acusada, con varios kms de distancia, el sendero es pedregoso por lo que hicieron estragos en las rodillas del grupo.




Bajamos en zig-zag hasta los 1.500 m aprox. Aquí encontramos el bosque de pinsapos. En las zonas sombrías del bosque encontramos nieve y placas de hielo.




Llegamos a la fuente de la Perdiz a 1.400 m aprox. de altura, donde nos encontramos con que estaba el agua y el chorro de agua que caía de la pileta congelados.




Continuamos la ruta por un bosque espeso de pinsapos hasta llegar al Pozo de Nieve de Yunquera. Este pozo ha sido restaurado para mostrar cómo se aprovechaba antiguamente este recurso de la sierra.




A unos 800 metros del Pozo llegamos al mirador Puerto del Saucillo y con ello el final de nuestra ruta.




Esperamos que os haya gustado.

Hasta otra amigos de locandares.  

6 comentarios:

  1. miguel ruberte paris3 de marzo de 2012, 14:49

    Me ha encantado el paisaje y sobre todo, como lo habeis disfrutado, la peña de los enamorados es preciosa, os doy mi enhorabuena por la travesía

    ResponderEliminar
  2. Hola , mi nombre es Toni Ibañez. Vaya ruta mas interesante. Me ha gustado mucho vuestro blog, y me encanta lo de amigos del senderismo.
    Desde http://caminandoporgalicia.blogspot.com os enviamos un saludo.
    Hasta pronto. Nos vemos en los caminos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toni. Muy interesante vuestro blog.

      Saludos.

      Eliminar

Entradas populares

Contacto

foxyform