LO ÚLTIMO

7/2/18

RUTA POR SIERRA DE LAS NIEVES ( CERRO CORONA, COLADILLA DEL TEJO, PASO DE LAS CADENAS Y SENDA DE LA CARNICERÍA ( SIERRA DE LAS NIEVES 25/11/2017 ))







Hola amigos de los Locandares.

Aquí os contamos otra de nuestras aventuras, en un lugar privilegiado y bien conocido por los Locandares, en Sierra de las Nieves. Sin duda una de las rutas más bellas pero más complejas que hemos realizado. La denominamos "Ruta de las Cadenas".

La ruta es circular de nivel de dificultad ALTA, una duración con paradas de unas 5 horas y media aprox. y una longitud de unos 13 km.


A las 4:30 de la mañana, salimos los Locandares hacia el pueblo de Tolox, lo de salir tan temprano, es que en esta época del año hay pocas horas de sol y hay que aprovechar las al máximo. Es conveniente hacer rutas cortas y más si vamos a la montaña.

Sobre las 8:00 de la mañana y ya desayunados, llegamos al pueblo de Tolox. Se encuentra entre Alozaína y Coín, en la falda Este de la Sierra de las Nieves. El cauce del río Grande atraviesa el pueblo de noroeste a sur. Dentro de su término municipal se encuentra el Pico de la Torrecilla, el más alto de Sierra de las Nieves, y el Sistema Sima GESM (o Sima de la Luz), la cavidad de mayor profundidad de Andalucía, con aproximadamente 1.100 metros explorados.



Desde Tolox,  comenzamos a subir por el carril de Tolox en dirección hacia el Puerto de la Golondrina, donde dejamos el coche. Después de hacernos las foto de rigor, nos dirigimos hacia el puerto Corona, por una pista forestal.






Seguíamos ascendiendo por la pista forestal, hasta llegar a una explanada en Puerto Corona a 1.170 m a pie del Cerro Corona. Las vistas de los Tajos de Añicles, Tajo de la Caina y Cerro Tocón eran impresionantes.







Tras el breve descanso en Puerto Corona, la pista forestal se acaba, a nuestro alrededor se encuentra una alambrada abierta, por la cual cruzamos y tras ella apreciamos una bifurcación de senderos en todas direcciones. Nos dirigimos hacia el N-O en dirección a la Coladilla del Tejo.






Comenzamos la subida que nos llevará a la mitad de la loma del Tajo del Picacho de Fatalandar. Siempre con el Tajo de la Caina enfrente.  A la vez que tomamos altura las vistas son magníficas y ya encontramos los primeros pinsapos.






Una vez en la mitad de la loma, nos dirigimos hacia la Coladilla del Tejo, rodeando el Picacho de Fatalandar.








Caminamos por un sendero poco definido y con la atención de los hitos de piedra que nos encontrábamos en nuestro paso. Es muy recomendable en esta ruta llevar un track de la misma, ya que es fácil equivocarse. Otra advertencia muy importante es que para personas que padezcan vértigo, no es aconsejable realizar la, ya que hay algunos pasos en la ruta que hay que prestar mucha atención por lo estrecho que es y la caída que se nos presenta.








 Con la vista de la Coladilla del Tejo cerca ya de nosotros, nos dirigimos antes hacia la primera cadena. En algunos pasos de la ruta, nos obligó a cerrar los bastones y con la ayuda de las manos sortear los.










Llegamos a la primera cadena, para realizar una bajada en sentido vertical y sin ningún tipo de dificultad.






Tomamos dirección hacia la Sima del Picacho donde se encuentra la segunda cadena, antes de llegar a la Coladilla del Tejo. El paisaje era de ensueño y el sendero cada vez más exigente.






La segunda cadena es horizontal y también está colocada para pasar un tramo de cuatro metros que no presenta dificultad ninguna.






! Mirad que oquedad en la Roca !



Continuamos la ruta en dirección hacia la Coladilla del Tejo, por un sendero que cada vez  más estrecho y donde en ocasiones, para subir alguna pedrera teníamos que recoger los bastones y ayudarnos con las manos para sortear el obstáculo.







Llegamos a la Coladilla del Tejo, formada por tres tejos de grandes dimensiones que bajan del mismo Picacho de Trafalgar. Una fuerte rampa de pequeñas lascas nos hizo que tuviéramos precaución de no resbalar, clavando bien los pinchos entre las piedras.






Nos dirigimos a la tercera cadena o paso de la Cola del Tejo. Un paso no apto para personas con vértigo. No se aconseja realizar este paso en día de lluvias, con niebla o humedad, ya que un resbalón podría tener consecuencias fatales. Es un paso de unos 20 metros de largo con una cornisa bastante vertiginosa.







Una vez pasado lo más complicado de la ruta, giramos el Picacho de Fatalandar y el sendero se dirige hacia el Pilar del Tolox, para realizar la subida al Torrecilla y retornar por la crestería de nuevo al inicio de ruta. Nosotros realizamos una variante, ya que en invierno las horas de sol son escasas y por su puesto no es bueno en un terreno de montaña que te coja la noche caminando por estos páramos. Entonces hay que preparar muy bien la ruta desde casa y estudiar los tiempos.

Decidimos subir a la crestería del Picacho de Fatalandar y enlazar con el sendero de vuelta, para eso contábamos con un experto en montañas como es nuestro amigo Juan que subió buscando un camino seguro y nos comprobó que la bajada desde el Picacho aunque iba a ser dura, no iba a tener ningún problema.






Una vez arriba las vistas desde la crestería eran impresionantes. Después de una breve parada para reponer fuerzas, comenzamos la bajada.








Llegamos a una vaguada y decidimos comer un poco para matar el gusanillo del hambre y recuperar fuerzas, para continuar bajando en dirección al Cerro Corona.







! Puro equilibrio !

 De nuevo en Puerto Corona, nos dirigimos rodeando a Cerro Corona en dirección N-O, por un sendero bien definido de arena rojiza, para llegar al inicio de nuestra ruta.










 Ya en el coche y de vuelta a casa, nos paramos en un hotel Altos de Hijar, antes de llegar al pueblo de Tolox, para tomar un refrigerio y comentar el día tan formidable que pasamos.





! Esperemos que os haya gustado !

! Hasta otra aventura amigos de los LOCANDARES !.



Fotos: -Isidoro Cabello.
           - Ricardo Perea.
           - Montero.









Entradas populares

Contacto

foxyform