LO ÚLTIMO

5/8/20

RUTA LINEAL PUNTA DEL JARAL-CHIRINGUITO PICHILÍN. MATALASCAÑAS-HUELVA. 27/06/2020.



Hola amigos de los Locandares.

Aquí os contamos otra de nuestras aventuras en un lugar privilegiado y bien conocido por los Locandares, Matalascañas (Huelva). Esta vez para realizar una ruta estival que nos llevó por los acantilados que van desde la Peña hasta Punta del Jaral, donde disfrutamos de unas vistas magníficas de la costa onubense y caminamos por unas impresionantes dunas móviles.

Ruta lineal de una longitud de 12 km aprox. un nivel de exigencia MEDIA por lo pesado que es andar por arena y un tiempo aprox. de 5 horas.


Matalascañas o Torre de la Higuera, es un núcleo costero perteneciente al término municipal de Almonte en la provincia de Huelva, al sueroeste de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en España. Esta rodeada completamente por el parque nacional y natural de Doñana.

La torre almenara de Matalascañas (Torre de la Higuera, conocida como El tapón) fue mandada construir por Felipe II en 1577 para defender la costa de incursiones berberiscas que solían atacar a barcos o a los pescadores que trabajaban por la zona. Desde Sanlúcar de Barrameda hasta Mazagón se construyeron 5 de estas torres. Actualmente se encuentran en estado ruinoso.

                                   FOTO CEDIDA POR ANTONIO MANFREDI

Después de desayunar en Aznalcázar, nos dirigimos hacia El Rancho Pichilín. Al ser una ruta lineal, dejamos nuestro coche y desde allí nos dirigimos en el coche de nuestro amigo Lago que nos hizo el favor de acercarnos hasta el inicio de ruta por la carretera de Mazagón,hasya la cancela donde se inicia el sendero  de " La laguna del Jaral".



A unos metros de abrir el cancelón llegamos a la " Laguna del Jaral". Esta es un gran claro en un bosque de pinos. Como es normal en esta estación se encuentra seca.



Dejamos a nuestra derecha la Laguna y nos dirigimos ascendiendo, por pinares plantados a mediados de siglo para impedir el avance del médano del Asperillo hacia los acantilados del Asperillo.






En el horizonte divisamos el agua del mar, eso nos señalaba que los Acantilados estaban cerca.





Llegamos a las dunas móviles del Asperillo ( las dunas cambian de forma, tamaño y posición por el efecto del viento)  y nos dirigimos hacia la izquierda del acantilado.





La labor del viento a lo largo de miles de años ha ido acumulando extensos mantos sucesivos de arena que han dado lugar a una de las formaciones geomorfológicas más singulares de la Península, " El Médano del Asperillo", declarado Monumento Natural.




Encontramos numerosas huellas de insectos y de algún que otro venado.





Llegamos al cuartel "Mata del Difunto", ahora en estado de ruina. Buen lugar para recuperar algo de fuerzas, ya que andar sobre arena es muy agotador.





De nuevo en marcha, nos dirigimos con la ayuda del GPS hacia el punto donde teníamos que bajar del acantilado hacia la costa.






El médano del Asperillo es un acantilado que se extiende unos 25 km de longitud y 30 metros en sus mayores escarpes. En la actualidad podemos observar los tres procesos principales que modelan este paisaje. El viento, la erosión abrasiva del oleaje y los procesos de erosión en piping o tubificación.






El sol cada vez apretaba con mas fuerza y todos pensábamos en bajar a la orilla para darnos un buen chapuzón.






! En que chiringuito voy a tomarme la primera cerveza. !.


Por fin el acantilado nos dio una bajada segura. Nos pusimos los bañadores y nos dimos un gratificante baño, que hizo que nuestros cuerpos se refrescaran de las altas temperaturas de este día.

Después del baño nos dirigimos por la costa hacia el chiringuito Pichilín. Con la ayuda de una cuerda subimos de nuevo al acantilado y degustamos de una de las especialidades de este formidable chiringuito, "el choco frito".









Esperamos que os haya gustado.
! Hasta otra aventura amigo de los LOCANDARES !.

Fotos: Montero.

Entradas populares

Contacto

foxyform